Matrimonio (1era parte) 03-04-2011

Publicado: junio 29, 2011 en Arts. Eunice Aguilar

Matrimonio (1era parte)

Lic. ைŒhµииy™ ை Aguilar

Es una palabra que conlleva muchos significados. Cada persona, cada pareja le da un toque personal.
Para algunos es el símbolo de más grande amor que puede existir entre 2 personas, para otros es la unión que “debe” hacerse cuando ha pasado cierto tiempo, para algunos otros es una limitante, es también una prisión, un papel, en fin puede ser cualquier cosa dependiendo de quién te lo platique.

Hoy fue un día que llenó mi “acervo” matrimonial hasta el tope.
Y mi idea general nace de la pregunta que me hizo John : ¿piensas casarte algún día?
Respuesta: NO SÉ. YA NO LO SÉ.

Si me hubieras preguntado esto mismo hace 10 años la respuesta era un rotundo NO. Por diversas razones sencillas de enumerar:
+ estoy muy chica para pensar en eso.
+ aún me faltan muchas cosas por vivir.
+ ni siquiera tengo novio.
+ por lo menos deja que acabe la prepa.

Matrimonio significaba atarte a una persona por el resto de tu vida y no la iba a desperdiciar de esa manera. Y además ¿tendría que aprender a convivir con una persona para siempre? NOT!!!!

Hace 5 años las cosas ya tomaban otro matiz. Sin pensarlo hubiera dicho que SÍ. Era una ilusión enorme el hecho de decir que podría compartir mi vida con alguien. Crecer, madurar, crear una historia juntos. La idea de casarme era algo que formaba parte de mi vida (cabe aclarar que no tenía ningún prospecto factible). Simplemente la idea de estar con esa persona especial, formar una familia, vivir experiencias juntos… “no tenía precio”…
Para mí el matrimonio era ese símbolo del que había escuchado, si no ¿para qué estarías con alguien?
Casarme se había convertido en una ilusión, un sueño, un deseo incontenible que llenaba espectativas de vida. el hecho de estar con una sola persona para “siempre” era simplemente lo que buscaba. Compartir simplemente era la respuesta que yo tenía para describir la felicidad…

Y ahora viene el recorrido final. Todas aquellas situaciones que se han presentado en estos últimos 5 años han concretado la respuesta actual: NO SÉ.
Creo que ya es muy difícil para mí confiar en alguien. Las cosas han tomado el matiz de decir ¿para qué hacerlo tan formal con un papel que puede traer más problemas que beneficios? ¿Es mejor la unión libre?
Tampoco estoy segura, la verad es que la respuesta haciendo un balance general de las circunstancias se basa más en que mi entorno ya se ha abierto más.

Obvio cuando tenía 15 años únicamente conocía a gente de mi edad, personas que se encontraban en situaciones muy similares a las mias.
A los 20 empezabas a conocer gente un poco más grande, que te mostraba aspectos que para ti eran totalmente desconocidos. Esas relaciones color de rosa.
Entre esos 20 y 26 (de ahora) ya no vives las experiencias desde el punto de vista de un tercero, ahora son “tuyas propias de ti”.

Empiezas a conocer todo tipo de gente, empiezas a tratar con personas en la universidad, en el trabajo, en tus círculos sociales que comienzan a dar otro color a ese “contrato”. Y hoy bien lo dijo Len: YO TE HABLO SEGÚN ME FUE EN LA FERIA.

Comienzas a escuchar acerca de divorcios, infidelidades, deseos vanos o carnales, interés (económico o pasional), comodidad, costumbre… Y tu perspectiva “rosa” se empieza a poner gris. Te das cuenta que hay un sin fin de cosas atrás de esa visión de la pareja de ensueño que no conocías, o más bien me negaba a ver.

Obvio, también hablo según me ha ido en esa feria. Empecé a conocer hombres “raboverde”, chantajistas, manipuladores, agresivos, “machotes”… Y me pregunto: ¿DE VERDAD QUISIERA ESTAR CON ALGUIEN ASÍ?
Y ni se diga de las mujeres que me contaron sus anécdotas particulares acerca de sus parejas… Que miedo.

Si de por si ya tenía problemas con eso de la confianza en el otro, AHORA menos. Como podría saber si vale la pena hacerlo después de tantas historias…

Ahora siento miedo… el matrimonio, unión libre, arrejuntamiento… simplemente hasta de un noviazgo…
Tengo pánico a que me lastimen, y si de por sí es difícil afrontarlo cuando no “estás” con alguien, ahora viviendo juntos o casada…. NI MAÍZ!!!

Que me queda en este momento: seguir llorando por la lástima que siento ahora mismo…

Anuncios
comentarios
  1. Y ¿Qué es el matrimonio?… Creo que el sentido verdadero del matrimonio se ha perdido en los últimos años, si de por sí son pocas las personas que han dado el sentido esencial en tiempo pasado, ahora se desvaloriza por completo. Las causas son diversas, empezando desde el hogar con los padres mismos, por ejemplo, una de diversas raíces. Ya luego se deriva el temor, que hasta cierto punto es comprensible si no se posee el significado original.

  2. Noemi Garcia dice:

    el verdadero matrimonio es algo mas que un papel , es un compromiso no solo con la persona con kien firmas el papel, tmb es contigo mismo ya que al “firmar el papel” estas cambiando el resto de tu vida, si tus planes antes eran divertirte, salir, hacer lo que se antojara ya no sera igual pk ahora no solo eres tu, ahora son dos y tienes k pensar x los dos, alo mejor mas adelante sea x tres o cuatro pero, ya no eres tu sola, con todo lo que eso te pueda acarrear ya sea cosas buenas o malas, estas aceptando ya no pasar esos momentos “sola” , lo que convendria ver es si eres un lobo solitario o te gustar ser parte de una manada, yo x mi parte estoy formando mi manada :), estoy muy feliz de la decision que tome, no es facil como todo lo que vale la pena (nadie dijo k lo fuera), pero decidi enfrentar el resto de mi vida con alguien que tiene errores y que aprende a repararlos uno a uno, igual que yo, estamos aprendiendo a vivir mas alla de nosotros mismos y se esta volviendo algo muy interesante, ya que dia a dia, tengo un compañero a mi lado que a pesar de todo me apoya, y a lo mejor si en algun momento esto no resulta, habre disfrutado en su momento, habre compartido con alguien pero sobre todo habre aprendido lo que significa dejar de ser egoista y pensar no solo para mi.

  3. Sin duda son cosas que he pensado, que en algún momento te pones a pensar y que día a día tu perspectiva cambia.

    Lo bueno del caso es que si nos suceden una y otra vez, tenemos la capacidad de volver a amar y encontrarle un significado propio a los conceptos ya estigmatizados.

    =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s