EL CALIFATO UNIVERSAL (Catolicismo chiíta)

Publicado: diciembre 7, 2012 en Arts. Andres Hasler Hangert

EL CALIFATO UNIVERSAL

(Catolicismo chiíta)

Por: Andrés Hasler

——————————-

El califato universal es el equivalente musulmán del papado católico.

Hace casi mil años, la doctrina del califato único y universal  fue alimentada por el teólogo Al- Gazali o Al-Ghazali (1058-1111 d. C.). Fue uno los  pensadores musulmanes que se afiliaron a esta idea (misma que hoy impulsa la Yihad o “Guerra Santa” chiíta en todo el mundo islámico):

“… al menos uno de los grupos que formaban la red de Al-Qaeda pretendía que la lucha conduciría a la restauración de un nuevo califato universal” (Hourani, 2006: 561).

Lo católico (escrito sin comillas) evoca una iglesia cristiana hegemónica (encabezada por un papa) cuyo centro es el Vaticano.

Sin embargo, “católico” significa “universal”  (y, por implicación, verdad absoluta e infalibilidad). En consecuencia, es gramaticalmente correcto aplicar esta palabra también al universalismo islámico chiíta.

Las similitudes entre el fundamentalismo chiíta y el cristianismo católico son mucho más que simples coincidencias. Ambos fenómenos religiosos se anclan en la misma mentalidad hegemónica y centralista.

La secta chiíta es muy antigua. A partir del siglo X d. C., los chiítas (o chiíes) desarrollaron su dogma acerca de los representantes infalibles de Dios en la tierra, quienes -según este dogma- constituye un linaje de descendientes biológicos del profeta Mahoma.

Tales representantes infalibles de Dios son los imanes califas (“imán” es sinónimo de “califa”):

“Para los chióes (…) era la historia de la preservación y la transmisión de la verdad revelada a través de la línea de los imanes (…) eran descendientes del Profeta (…) cada imán era designado por su predecesor, cada uno era infalible en su interpretación del Corán (…), además, todos eran hombres libres de pecado.” (Hourani, Óp. cit.: 232).

Los papas cristianos en Vaticano, además de ser -por decreto- infalibles, ostentan el título de “sucesores de Pedro”, la piedra sobre la cual Cristo edificó su Iglesia.

Del mismo modo, los califas o imanes se presumen infalibles sucesores de Mahoma. A pesar de que es imposible comprobar su parentesco biológico con el Profeta, han surgido -en toda la geografía islámica- líderes mesiánicos chiítas que aseguran descender de Mahoma.

El califato universal (especie de “papado” o “Vaticano” islámico) caló hondo en la mentalidad chiíta, como aspiración colectiva.

Sin embargo, jamás en la historia pudo concretarse la fundación de este “papado chiíta”. La razón es simple: la secta chiíta es el “islam de los pobres”: marginados sociales que -hasta antes de la exitosa revolución iraní de 1979- nunca habían accedido al poder:

“… la Chí’a crecerá como religión de minorías, de perseguidos y de reprimidos, mientras que la Sunna se vuelve religión de estado, estática, legalizada.” (Antaki, 2000: 103).

“Las insurrecciones resultaron también de la Chí’a y de las sectas derivadas de ella. La fidelidad de los dirigentes chiítas a su papel de negación los transformó en líderes de la resistencia popular, incompatibles con un compromiso institucional y con el poder establecido. La Chí’a se transformó en el arma ideo9lógica de las masas, condición que la llevará a su aislamiento. Durante toda su historia, las matanzas fueron ininterrumpidas.” (Antaki: Óp. cit.: 103).

Hoy, a partir de la fundación  (en 1979) de la República Islámica de Irán (consecuencia de la primera revolución chiíta exitosa), el chiísmo -en todos los países musulmanes- entró en una fase de extremo vigor.

Dibujo

Foto: Rulah Jomeini, fundador del primer régimen chiíta en la historia de la humanidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hubo caídas y fracasos (como la invasión norteamericana a Afganistán, que destruyó el régimen islámico de los talibanes, y el asesinato del líder mesiánico chiíta Osama Bin Laden). También fracasó el asalto chiíta a La Meca (en Arabia Saudita) que tuvo lugar en 1979.

Pero el chiísmo -de todos modos- está pujante.

Hoy en día los chiítas constituyen la mayoría demográfica en diversos países del Medio Oriente (Irak, etc.). En Siria los chiítas son una minoría pero -de todos modos- forman parte muy activa de la actual insurrección contra el régimen sirio encabezado por la minoría alfita (los alafitas son otra secta musulmana con su propia historia étnica).

Los chiítas conquistaron una cuota de poder, sin precedentes, en Irak. Aprovechando, a su favor, la invasión norteamericana, ahorcaron al ex-dictador Sadam Hussein.

Durante décadas los chiítas se mantuvieron “a la retaguardia” (muy a la retaguardia) de la Organización para la Liberación de Palestina. Hoy, en cambio, están ganando posiciones en la lucha palestina contra el estado de Israel.

Los chiítas expandieron la red de Al-Qaeda (la de Osama Bin Laden) por todos los países musulmanes desde el norte de África hasta Pakistán, pasando por Arabia Saudita, Irak y Afganistán. Esta organización se atribuyó la destrucción de las dos torres gemelas de Nueva York un 11 de septiembre y cuenta con adeptos musulmanes en lugares tan lejanos como Indonesia, Filipinas y Mali.

Después de haber luchado contra los soviéticos en Afganistán (y de haber sido invadidos por los norteamericanos en ese mismo país), los chiítas (mediante su Yihad o “Guerra Santa”) continúan resistiendo el embate de los intereses de Occidente.

Construyen redes globales cada vez mejor organizadas (que pueden o no desembocar en la construcción del Califato Universal).

Además, han asumido la misión de erradicar la homosexualidad de la faz del planeta.

Ejecución de pareja de homosexuales en Irán

Dibujo2

(Foto publicada en EL PAÍS, 24-nov-2005)

Bibliografía:

Ikram Antaki: La cultura de los árabes. México: Ed. Joaquín Mortiz, 2000.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s